¿Sabes en qué se diferencia una escuela infantil de una ludoteca?

Lunes, 5 Febrero, 2018
Trastes Centros de Educación Infantil
Es importante informarse sobre la normativa que rige el centro al que queremos enviar a nuestro hijo

Ante la necesidad de inscribir a vuestro hijo en un centro donde lo cuiden durante las horas que estáis en el trabajo, probablemente habéis observado que hay establecimientos de distintos tipos que ofertan servicios dirigidos a menores. No obstante, es conveniente informarse sobre las diferencias que hay entre una escuela infantil y una ludoteca o centro de ocio infantil.

La palabra “ludoteca”, deriva del latín ludus, que quiere decir juego-juguete, y del griego théke, que significa caja. Como su nombre indica, se trata de un centro con objetivos lúdicos, donde cuentan con material y juguetes para que los niños y niñas puedan jugar y socializarse, acompañados por un adulto. Se trata de un espacio delimitado cuyo objetivo principal es garantizar el derecho del niño al juego.

La legislación al respecto de este tipo de centros varía bastante de una comunidad a otra. Hay comunidades en las que los niños menores de 4 años no pueden permanecer en el centro sin estar acompañados de sus padres. En cualquier caso, la edad mínima son 2 años, y por norma general se establece que los menores de 4 años no deben estar más de tres horas al día en estos centros.

La escuela infantil es un centro autorizado por la Consejería de Educación (o la competente, en función de la comunidad autónoma), cuya actividad principal es impartir un proyecto educativo reglado por la autoridad educativa de cada autonomía. En las escuelas infantiles se pueden inscribir niños y niñas de entre 0 y 3 años, con la finalidad de trabajar los objetivos educativos establecidos en el primer ciclo de la Educación Infantil. En la escuela infantil se imparte 1º, 2º y 3º de Educación Infantil. Es por ello que el colegio empieza en 4º de Educación Infantil.

Aunque el común de la población sigue refiriéndose a las escuelas infantiles como “guarderías”, este es un concepto obsoleto que hace referencia únicamente al cuidado asistencial que se prestaba antiguamente en los centros que cuidaban a niños pequeños: comida, deposiciones y descanso.

En la escuela infantil (o centro de educación infantil) la actividad principal es el servicio educativo, que abarca todas las áreas del desarrollo integral del alumno: desarrollo psicomotriz, integración sensorial, desarrollo del lenguaje, conocimientos del área matemático-espacial, conocimiento del entorno social y natural, inteligencia emocional y valores.

Las escuelas infantiles están sometidas a una rigurosa normativa y su cumplimiento se supervisa mediante inspecciones periódicas por parte de las administraciones educativa y sanitaria. Estos son algunos de los requisitos que inexcusablemente debemos cumplir:

  • Superficies mínimas en aulas y patio.
  • Instalaciones accesibles.
  • Ratio de alumnos por educadora y aula.
  • Personal docente titulado (en Magisterio, Pedagogía, Psicopedagogía o Técnico de Educación Infantil).
  • Alimentación proporcionada por el centro.
  • Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico.
  • Plan de Autoprotección.
  • Ley de Protección de Datos.

A la vista de la normativa oficial, resulta obvio que hay centros dados de alta como ludotecas o centros de ocio que operan como las antiguas guarderías, tomando a su cargo a niños y niñas pequeños de forma estable durante varias horas al día, pero carentes de las instalaciones, metodología, profesionales y supervisión oficial que garantizamos las escuelas infantiles.

Desde Trastes os recomendamos a las familias que a la hora de consultar precios y servicios tengáis en cuenta el tipo de centro de que se trata y la normativa a la que está sometido, puesto que de ello dependerá de forma directa la atención y cuidado que esté en disposición de ofrecer a vuestros hijos.

Share