Descubrimos dinosaurios en el hielo

Las actividades científicas son increíblemente atractivas para los niños y niñas de cualquier edad. A veces pensamos que el alumnado del primer ciclo de Infantil es demasiado pequeño para acercarse a la ciencia, pero nada hay más lejos de la realidad. De hecho la ciencia está en numerosos contenidos del apartado Conocimiento del entorno del proyecto educativo de Trastes Centros de Educación Infantil.

De hecho, una de las cuestiones sobre las que hablamos a diario durante la asamblea (de paso aprendiendo los términos en inglés) es el clima. En nuestro My First Calendar mencionamos en qué día de la semana estamos, en qué mes y cuál es el día numérico correspondiente. Posteriormente, situamos la ficha del tiempo que hace hoy, y recordamos la estación en la que estamos. Tener esta conversación nos lleva a explicar el tiempo habitual en cada estación y los fenómenos meteorológicos. Todo ello está también íntimamente relacionado con el ciclo del agua y los estados del agua, cuestiones que se abordan en numerosas ocasiones en las jornadas de experiencias.

Hoy os mostramos una actividad científica que encantó al alumnado de nuestros centros vallisoletanos Trastes Parquesol y Trastes San Cristóbal. Los pequeños tuvieron acceso a un gran recipiente con aparentes “huevos” de hielo. Podían percibir que algo había dentro. ¡Qué intriga!

Cada escolar tomó su huevo y tuvo ocasión de descubrir cómo se derrite el hielo, con ayuda de sal y de agua caliente. Para los niños y niñas resulta muy atractivo el aprendizaje sobre los estados del agua, pero al tiempo la experiencia les ofrece una oportunidad para trabajar la estimulación sensorial, a través de sensaciones térmicas contrastadas, así como la experimentación con texturas tan diferentes como son las propias del hielo y la sal.

El valor de este tipo de actividades es aprovechar la curiosidad del alumnado para promover su atención sobre los puntos que queremos abordar. Los pequeños están interesados en liberar al dinosaurio del huevo, pero deberán seguir una serie de pasos hasta conseguirlo. Participan muy atentos y se lo pasan en grande al conseguir su objetivo. Y mientras tanto, han aprendido. Así es el día a día en las escuelas infantiles Trastes.