Ejercitamos el trazo asistidos por nuestra educadora

En Trastes Centros de Educación Infantil nos lo pasamos de maravilla en todas las jornadas, porque los objetivos educativos del trimestre se trabajan de forma divertida y siempre original. Cada día nos encontramos una actividad diferente en el aula. Aunque para el alumnado es un juego o un motivo de experimentación, ha sido programada educativamente para que ejerciten un área o varias áreas de desarrollo.

El aprovechamiento de la actividad depende de la educadora, no solo en el acierto en su programación y preparación, sino en la asistencia y atención individual que presta a cada alumno durante su puesta en práctica. Esta imagen muestra una actividad sencilla en la que los escolares están muy interesados, incluso aunque deben esperar su turno para participar. En el aula de 2 a 3 años de Trastes Puertollano (Ciudad Real) han estado trabajando el trazo vertical sobre la pizarra.

La educadora asiste a cada niño y cada niña para ayudarles a sostener el rotulador de la forma correcta. Las numerosas tareas que se plantean para que practiquen la psicomotricidad fina tienen en el manejo del lápiz una de sus principales metas. A este respecto la práctica del trazo es una segunda área de trabajo, que se practica a menudo con actividades de pintura, pero también con material educativo que conduce al alumnado a realizar los movimientos de trazo.

En ocasiones se trabaja con cuentas que se deslizan a lo largo de cordones, otras veces con material con texturas, para que hagan surcos sobre él con los deditos, también con la mesa de luz, sobre la que se dispone sal de colores. Todas estas prácticas sientan las bases para en el futuro ser capaces de repasar un trazo con el lápiz o con una cera, tarea a sencilla a nuestros ojos, pero que para los pequeños escolares exige una gran destreza, además de otras habilidades como atención, paciencia y concentración.