Plantamos con semillas el amor por la naturaleza

Huerta es una de las actividades del segundo y tercer curso de Trastes Centros de Educación Infantil. Una hora a la semana es dedicada a actividades relacionadas con el cultivo y todo lo relacionado con los frutos que nos da la tierra. En esta imagen observamos a alumnado de Trastes Los Rosales (A Coruña) plantando semillas. El objetivo principal de la hora de huerta es ponerles en contacto con la naturaleza y desarrollar su amor y respeto por el medio ambiente, por cuanto nos proporciona tanto alimento como la belleza del espacio que nos rodea.

Las tareas relacionadas con las plantas y sus frutos forman parte del área del nuestro proyecto educativo que lleva por título Conocimiento del entorno. Esta parte del programa busca que los niños y niñas vayan interiorizando todos los aspectos del medio en que vivimos. Una parte de ello es relativa a la cultura (nuestras fiestas, costumbres y tradiciones), y otra parte muy importante se centra en el medio físico: nuestros entornos urbano y natural.

En el área de trabajo sobre la naturaleza y el medio ambiente se enmarca el trabajo de Huerta. A través de sus programaciones los escolares van descubriendo de dónde proceden muchos alimentos que ven cada día en su plato, así como las ricas frutas que consumen habitualmente en la merienda. Poner en práctica actividades como plantar semillas les acerca a dichos alimentos, pues les ilusiona ver cómo los pequeños granitos que pusieron en la tierra (con los que, por cierto, trabajan la psicomotricidad fina) se convierten posteriormente en tallos verdes. Se muestran fascinados con el proceso, y les produce orgullo mostrar que han sido ellos los que consiguieron que crecieran las plantitas.

Sin duda este tipo de actividades de cultivo, observación y recolección nos ofrecen el punto de partida para trabajar tanto valores como hábitos saludables. Mientras trabajamos en la huerta hablamos de sus frutos, por qué son importantes para las personas y los animales que los consumimos. Les explicamos que tienen muchas vitaminas y contribuyen a que estemos fuertes y sanos. Hablamos de la importancia de comer de todo, y por supuesto se trata de un tema que retomamos en el momento de la comida.

Por otra parte, la actividad en contacto directo con la naturaleza suele gustar mucho a los niños y niñas pequeños. Es conveniente reforzarla y promoverla, para que a medida que los años pasen sigan recibiendo con agrado propuestas de ocio relacionadas con el medio natural. Creamos valores para el disfrute de la naturaleza desde el respeto por la flora y la fauna que la integran.