Experiencias de ciencia para conocer nuestro entorno

Los experimentos científicos siempre resultan muy atractivos para los niños y niñas, y muchos de ellos se pueden poner en práctica en el primer ciclo de Educación Infantil, pues de forma sencilla les ayudan a comprender fenómenos de la naturaleza que están íntimamente ligados con nuestro día a día, como es el caso del clima. En Trastes Santiago han desarrollado recientemente en el aula un ejercicio para explicarles el fenómeno de la lluvia.

Precisamente bajo el título Las nubes y la lluvia fue programada esta actividad didáctica, en la que las educadoras plantearon al alumnado “¿Cómo se llenan las nubes de agua y cómo cae la lluvia?” Begoña Mata Iglesias, la directora del centro, explica el desarrollo del experimento: “La nube la hicimos con espuma de afeitar y le fuimos echando colorante. Vertimos colorante azul, añadiendo poco a poco más y más. Así, la nube empieza a pesar cada vez más, y al no resistir más el peso del colorante, este empieza a caer hacia el fondo del recipiente en forma de gotas azules”.

Con este experimento, que podéis poner en práctica en casa de forma sencilla, los niños y niñas pequeños se hacen una idea de cómo se produce el fenómeno de la lluvia. En las escuelas infantiles Trastes se recurre a juegos científicos en muchas ocasiones para ejemplificar fenómenos naturales como el ciclo del agua, la condensación, la absorción, la formación del hielo… 

Estas actividades se enmarcan en el área Conocimiento del Entorno de nuestro proyecto educativo, que tiene por objetivo que el alumnado vaya descubriendo el entorno social y físico en el que vive. Concedemos gran importancia, por lo tanto, a la celebración de las tradiciones y fiestas de nuestras localidades y cultura, así como a las actividades encaminadas a mostrarles su entorno urbano y por supuesto el medio natural (el clima, las estaciones, las partes del día, la flora y la fauna).

Si queréis reproducir en casa esta experiencia de las nubes y la lluvia os dejamos dos vídeos para que podáis observar todo el proceso. El primero es como el realizado en Trastes Santiago, utilizando espuma de afeitar para recrear la nube. En el segundo vídeo se hace un experimento muy parecido con aceite y colorante de varios colores, que produce un efecto de gotitas que seguro encantará a vuestros pequeños.