Preparamos en familia el fin de curso

Las escuelas Trastes siempre celebramos el fin de curso en familia. No solo para que las mamás y papás veáis cuánto han trabajado vuestros pequeños, sino porque este trabajo desarrollado durante el curso es en realidad fruto de un esfuerzo en equipo en el que las familias sois para el centro un pilar esencial. El aprovechamiento del proyecto educativo es efectivo con la indispensable colaboración familiar, de ahí que hagamos siempre hincapié en que nos contestéis a los informes diarios que se envían vía móvil, que os enviemos cartas informativas y de colaboración y que os invitemos a compartir en el aula actividades con vuestro hijo o hija y sus compañeros.

La actividad del niño en relación con lo que se aborda en la escuela, ya sea durante la jornada en el aula como fuera, es importante para ir interiorizando los conceptos educativos y para que observe una continuidad familia-escuela. Esta continuidad, en la que lo que el alumno vive en el aula se aborda también en casa, significa una rutina confortable para el escolar, quien integra su jornada en la escuela de forma natural en su día a día, observando el trato cercano y cordial entre sus padres y el equipo educativo.

Por eso la fiesta de fin de curso, nuestra Family Party, es un encuentro de celebración compartida, en la que las familias sois una parte primordial. Prueba de ello son los talleres que se están realizando en algunos centros, como es el caso de las escuelas Trastes de Valladolid, Trastes Parquesol y Trastes San Cristóbal (en la fotografía), donde las familias han trabajado con las educadoras en la preparación de los birretes para el alumnado que finaliza el primer ciclo de Educación Infantil.

¡Cuántas actividades y cuánto habéis trabajado en vuestro recorrido por la escuela! Ha sido un viaje fantástico y con grandes resultados gracias a vuestra confianza y vuestra siempre amable colaboración. Gracias una vez más por prestarnos ayuda en todos esos detalles que os trasladan desde el centro (la ropa para poner ese día, el adorno para la actuación, la hora a la que es necesario que estén los peques preparados…) Para el equipo docente la fiesta de fin de curso siempre es muy emotiva y también muy feliz, porque “despedimos” a pequeñines que ya han crecido tanto… Todo gracias a un gran trabajo en equipo.