Actividad de discriminación auditiva para los bebés

A los bebés les llaman muchísimo la atención los distintos sonidos, no en vano identifican la voz de sus padres y hermanos perfectamente ya en las primeras semanas de vida, cuando aún no pueden ver con claridad. Pero cuando ya son capaces de manipular objetos y darse cuenta de que son ellos quienes provocan los sonidos… ¡Entonces se lo pasan en grande!

Así se lo han pasado en esta jornada los bebés de Trastes Los Rosales (A Coruña), donde su educadora ha trabajado con ellos la estimulación auditiva con diferentes objetos sencillos que podéis ver en la imagen. La estimulación auditiva es muy importante en el bebé porque le ayuda a adquirir el lenguaje. Al principio son las voces humanas las que más llaman su atención, pero es conveniente hacer actividades que les permitan ir reconociendo sonidos e identificarlos progresivamente.

Debemos tener en cuenta que la identificación de la fuente del sonido va ligada al desarrollo del pequeño, puesto que cuando tienen menos de seis meses normalmente buscan el sonido simplemente moviendo la cabeza lateralmente. A partir del segundo semestre de vida ya comienza a buscar el sonido moviendo la cabeza hacia abajo, y a partir del año lo busca también hacia arriba. A partir de los dos añitos será cuando sea capaz de identificar la fuente del sonido en cualquier ángulo que se produzca.