Fans de los juegos matemáticos

Los juegos matemáticos son uno de los elementos de trabajo que tienen presencia cada semana en nuestras aulas, desde el aula de bebés. Las matemáticas tienen una presencia constante en nuestra vida cotidiana, y los niños y niñas van interiorizando conceptos de esta área del conocimiento desde los primeros meses de vida.

El conocimiento espacial, de extensión y de profundidad, corresponde al área matemática. También todas aquellas actividades que implican clasificación, en su innumerable posibilidad de variables: colores, formas, tamaños, pesos, longitudes, sonidos, sabores, frutas, animales, etc. Otro de los materiales matemáticos para los más pequeños de la escuela son los juegos apilables. Con este tipo de entretenimientos aprenden geometría espacial.

Como es obvio mientras se dedican a estas actividades ni los bebés ni los escolares de las aulas superiores tienen consciencia de que están utilizando juegos matemáticos. Sin embargo, así es. Van interiorizando conocimientos y habilidades esenciales para su día a día y que sientan las bases de la futura comprensión de las reglas matemáticas.

Con toda seguridad en casa contáis con algún juego como los mencionados. Por ejemplo los juegos de encajar son fantásticos para este fin, porque suelen combinar a un tiempo varias clasificaciones: colores, formas, profundidades… En la escuela tenemos una amplia variedad de juegos matemáticos comerciales, pero nuestras educadoras siempre buscan la manera de crear otros materiales originales que despierten la curiosidad del alumnado de una forma nueva.

Encontrar un material de juego diferente siempre es un fuerte aliciente para los niños y niñas de 0 a 3 años. El aliciente para el equipo docente es el aprendizaje fruto de su utilización. Vemos en esta imagen un ejemplo de Trastes Las Tablas (Madrid). Se trata de un juego muy sencillo que podéis reproducir en casa: utilizando como base una huevera, pintamos el fondo de los huecos de distintos colores, preferiblemente de forma aleatoria. A continuación necesitamos círculos de cartulina (también se puede utilizar goma eva o aprovechar fichas grandes de colores que podáis tener de algún juego comercial).

El objetivo es que los niños y niñas coloquen las fichas de cartulina en el hueco correspondiente a su color. Mientras practican esta clasificación les hablamos del concepto de círculo (circle) y por supuesto de los colores (blue, yellow, red…). Conviene señalar que esta actividad se hace individualmente e implica para el alumno trabajar la concentración.

Lógicamente se trata de una actividad tranquila, que requiere de los niños y niñas una predisposición adecuada. Si previamente han estado haciendo una actividad de psicomotricidad gruesa con mucho movimiento, habremos de esperar a que se relajen y regresen a una actitud calmada antes de proponerles un juego matemático, pues este pondrá a prueba su capacidad de concentración y reflexión.

Hay mil posibilidades para poner en práctica en casa juegos matemáticos originales y muy entretenidos. Os dejamos aquí un enlace para tomar algunas ideas. Algunos de ellos están enfocados para alumnado del segundo ciclo de Infantil, pero la mayoría son también validos para escolares el primer ciclo. Simplemente habremos de tener en cuenta el nivel de dificultad que debemos plantear.