Trabajamos la psicomotricidad a través del baile

El baile es una actividad con múltiples beneficios para los niños y niñas, que además desde bebés les invita a sonreír, a relajarse y a desinhibirse. A los alumnos de Infantil les encantan las clases de psicomotricidad, pues les facilitan momentos de distensión durante los que pueden correr, saltar, subir, lanzar objetos, etc. Si en la clase de psicomotricidad utilizamos música y baile, el éxito está asegurado.

Esta fotografía corresponde a una clase de psicomotricidad con baile de Trastes Puertollano (Ciudad Real), en la que están utilizando aros como complemento del juego. No obstante, el simple hecho de bailar es muy beneficioso para el desarrollo psicomotriz de los pequeños, incluso desde que son bebés y aún no saben caminar. Moverse al ritmo de la música favorece la coordinación y el sentido del ritmo. Se trata de una actividad física que favorece el ejercicio cardiovascular, fortalece los músculos y desarrolla el sentido del  equilibrio. El baile estimula la concentración, la memoria y por supuesto el oído musical. Asimismo, desde el punto de vista psico-social les ayuda a relajarse, a mejorar su autoestima, a desinhibirse y a hacer nuevos amigos. We love dancing!