Working with songs, para aprender inglés desde la nana

Si conoces Trastes estarás familiarizado con nuestros bits de inteligencia, programa audiovisual en inglés que recoge conceptos matemáticos y vocablos de más de 180 familias de palabras, con más de 900 imágenes distintas con su correspondiente grafía y audio. Pero nuestro proyecto educativo cuenta con más programas de trabajo que contribuyen a la inmersión lingüística en el aula, como es el caso de Working with songs.

El área interna de nuestra web proporciona a los equipos docentes módulos con recursos educativos para facilitar la programación educativa diaria. En Working with songs es uno de los varios existentes dedicados al apartado musical. Concretamente ofrece a las educadoras decenas de canciones, clasificadas por tipo de actividad y por su temática, para realizar actividades en el aula relacionadas con el aprendizaje del inglés.

Un primer bloque de canciones está dirigido al aula de bebés, pues se trata de nanas y temas con letra muy sencilla y repetitiva, y ritmos sencillos y en su mayoría pausados. El segundo bloque es apto para el período 1-3 años, y su objetivo es acompañar a juegos de música y movimiento: sencillos bailes, repetición de gestos y por supuesto que todo ello conduzca a la repetición de palabras y/o versos.

Los temas principales de las canciones que tenemos en esta programación son los típicos que abordan las canciones infantiles tradicionales en cualquier idioma: animales, números, colores, emociones, partes del cuerpo… Algunas otras son para la realización de juegos concretos, o para el desarrollo de la pronunciación, que buscan la repetición de grupos de sonidos.

La importancia de usar canciones para el aprendizaje del inglés

La importancia de usar canciones en el aprendizaje del inglés se debe a que es más fácil cantar que hablar una lengua desconocida. Los niños y niñas sin darse cuenta adquieren vocabulario básico y estructuras sencillas. Las canciones ofrecen ocasiones para usar la lengua de una manera jovial y divertida. Es conveniente usarlas en el aula por tres razones principales:
1. Razones afectivas: las canciones contribuyen a un entorno relajado donde los alumnos pueden sentirse confiados y activos.
2. Razones cognitivas: las canciones contribuyen a la fluidez y el uso automático de las estructuras básicas del lenguaje.
3. Razones lingüísticas: las canciones proporcionan oportunidades para mostrar el auténtico lenguaje al cual se enfrentarán más adelante.

Beneficios del uso de canciones

1. Introducen variedad en las situaciones y ambientes normales de aprendizaje que hace que los niños se motiven.
2. Apenas existe enseñanza formal en ellas, renovando la atención del alumnado.
3. Se fomenta la creatividad.
4. Se mejoran las llamadas “listening skills” o destrezas de compresión auditiva, también lo hacen la
concentración y la atención.
5. Se crea una atmósfera relajante, distendida y divertida para el alumno.
6. Se enseñan implícitamente aspectos culturales de la lengua extranjera.
7. Se incrementa la participación de los alumnos y la comunicación entre los miembros de la clase, ya sea entre profesor-alumno o alumno-alumno.
8. El protagonismo del maestro se reduce.
9. Se enriquecen las destrezas orales de un modo ameno.