¿Os animáis a practicar vocabulario del calendario en inglés?

En la plataforma formativa para las familias de nuestros centros, el portal Educa Trastes, hemos puesto a vuestra disposición una plantilla para que podáis montar un calendario como el de la imagen. Esta plantilla tiene por objeto trabajar el vocabulario del calendario en inglés. Se trata de una actividad que ponemos en práctica diariamente con nuestro alumnado en todas las aulas cuando realizamos la asamblea.

Usando cartulinas o cartones como base, será necesario disponer los espacios adecuados en dicha superficie y crear etiquetas con los nombres que figuran en la plantilla. Si tenéis la posibilidad de plastificarlos y utilizar velcro de pegar sería lo ideal, pues el objetivo es que el alumno interactúe lo máximo posible. Así, será el niño o la niña quien deba colocar en su lugar el nombre de la semana, el mes o estación que corresponda. Si hay hermanos, haremos turnos para que cada día uno de ellos sea el encargado.

¿Y si no tenemos el material? Pues siempre podemos hacerlo en el suelo, colocando las etiquetas en su lugar, sin pegarlas.

Trabajar con el calendario tiene por objeto interiorizar el paso del tiempo y su organización: en días, semanas, meses y estaciones. Asimismo, hablamos de la climatología diaria, lo que nos conduce a hablar de las particularidades de cada estación y los cambios que se producen en nuestro entorno natural.

Este My first calendar que os proponemos busca que los niños y niñas vayan aprendiendo los términos en inglés que incluye. Sin embargo, la asamblea diaria es un elemento fundamental para incentivar el desarrollo del lenguaje. Con este encuentro damos la bienvenida a una nueva jornada y, en función de la edad del alumnado, la educadora hará actividades para favorecer la escucha y la atención comprensiva, así como para incentivar la expresión oral de los escolares.

Os proponemos emular en casa nuestra asamblea diaria, que será más interesante cuanto mayor sea el número de participantes. Os aseguramos que a los niños y niñas les interesará este momento, idóneo para hablar de cómo nos sentimos, qué vamos a hacer ese día, sugerirles que propongan ideas…

Mientras hacemos esto también estamos sentando las bases de las normas de cortesía necesarias para la celebración de una reunión: sentarnos, estar en silencio, escuchar con atención e intervenir por turnos en la conversación.